Con tiempo para meditar sobre la pasada WWDC celebrada en San José (California) los días 4 al 8 de junio, parece generalizada la opinión que que ha sido una edición algo descafeinada. Ya va siendo habitual que la conferencia anual de la empresa de la manzana se centre más en el software, por lo que atrae menos al gran público.

 

Pero esto no ha sido un inconveniente para que Apple haya hecho algunos cambios con la llegada de iOS 12, entre ellos destaca el cambio en su guía de estilo para desarrolladores. Este cambio en sus App Store guidelines afecta sobre todo a las apps generadas a partir de plantillas, el minado de criptomonedas, las pruebas gratuitas de apps y la seguridad de los datos. Vamos a detenernos en estos puntos:

 

WWDC_apps plantilla

Apps generadas a través de plantillas y apps “espejo”

Es conocido por todos que a Apple le gusta la originalidad, y siempre ha habido que tener cuidado y justificar el desarrollo de apps con funcionalidades similares. Pero esto ahora va un paso más allá prohibiendo apps que son clones de otras porque se generan por medio de una plantilla común.

Por tanto Apple pone aquí el foco en la usabilidad de la aplicación, punto que compartimos completamente como puedes leer en este post. Además es un obstáculo para que se copien aplicaciones conocidas para aprovecharse de su éxito.

Respecto a las “mirroring apps”, Apple prohibió expresamente que las aplicaciones contuvieran una tienda donde comprar software. Ahora se permiten las descargas externas al App Store siempre y cuando éstas se hagan desde el ordenador y no en el iPhone. Esto permitiría que los usuarios puedan utilizar sus videojuegos en su móvil.

El 4.2.7 de la guía de estilo recoge los requisitos que deben cumplir este tipo de apps para obtener la aprobación por parte de Apple.

Apple intenta evitar que usuarios de aplicaciones como Steam Link, compren juegos fuera de la App Store y dejen a Apple sin su nada despreciable 30 % de las ganancias.

 

WWDC_criptomonedas

Minado de criptomonedas

Las criptomonedas siguen dando de que hablar. Ya hemos escuchado con anterioridad sobre las webs que minan bitcoins. Pero también es cierto que algunas aplicaciones, aprovechando la potencia de los actuales dispositivos, minan criptomonedas en segundo plano pudiendo reducir el rendimiento de nuestros móviles.

Apple permite en su App Store las aplicaciones que almacenan criptomonedas y las que permiten su intercambio. Sin embargo establece restricciones en artículo 3.1.5 b):

  • Monederos: las aplicaciones pueden facilitar el almacenamiento de moneda virtual, siempre que las ofrezcan los desarrolladores inscritos como organización.
  • Minería: las aplicaciones no pueden extraer criptomonedas a menos que el procesamiento se realice fuera del dispositivo (por ejemplo, minería basada en la nube).
  • Intercambios: las aplicaciones pueden facilitar transacciones o transmisiones de criptomonedas en un intercambio aprobado, siempre que sean ofrecidas por el propio intercambio.
  • Ofertas de monedas iniciales: deben provenir de bancos establecidos, firmas de valores, comercios de comisiones de futuros (“FCM”), u otras instituciones financieras aprobadas y deben cumplir con todas las leyes aplicables.
  • Ofertas y publicidad: las aplicaciones de criptomonedas no pueden ofrecer dinero para completar tareas, como descargar otras aplicaciones, alentar a otros usuarios a descargar, publicar en redes sociales, etc.

 

WWDC-free trial apps

Pruebas gratuitas de las aplicaciones

Apple ya había permitido estas pruebas en el caso de los usuarios de apps con pago por suscripción. Ahora, abre la puerta al resto de las aplicaciones pero claro, marcando unas pautas en su artículo 3.1.2:

Usos permitidos: si se ofrece una suscripción de renovación automática, se debe proporcionar un valor continuo al cliente, y el período de suscripción debe durar al menos siete días y estar disponible en todos los dispositivos del usuario. Si bien la siguiente lista no es exhaustiva, los ejemplos de suscripciones apropiadas incluyen: nuevos niveles de juego; contenido episódico; soporte multijugador; aplicaciones que ofrecen actualizaciones sustantivas y consistentes; acceso a grandes colecciones de contenido multimedia continuamente actualizado; software como servicio (“SAAS”); y soporte en la nube. Además deben cumplirse estos requisitos:

  • Las suscripciones pueden ofrecerse junto con las ofertas a la carta (por ejemplo, puede ofrecer una suscripción a una biblioteca completa de películas, así como la compra o el alquiler de una sola película).
  • Puede ofrecer una suscripción única que se comparte entre sus propias aplicaciones y servicios, pero estas suscripciones no pueden extenderse a aplicaciones o servicios de terceros. Los juegos que se ofrezcan deben ser de propiedad o tener licencia exclusiva del desarrollador. Además, cada juego debe descargarse directamente de la tienda de aplicaciones, debe estar diseñado para evitar pagos duplicados por parte de un suscriptor y no debe perjudicar a los clientes que no sean suscriptores.
  • Las suscripciones deben funcionar en todos los dispositivos del usuario donde la aplicación esté disponible. Aquí se concluye una guía para facilitar esta implementación.
  • Las aplicaciones no deben obligar a los usuarios a calificar la aplicación, revisarla, descargar otras aplicaciones u otras acciones similares para acceder a la funcionalidad, el contenido o el uso de la aplicación.
  • Al igual que con todas las aplicaciones, las que ofrecen suscripciones deben permitir al usuario obtener lo que ha pagado sin realizar tareas adicionales, como publicar en redes sociales, cargar contactos, registrarse en la aplicación un cierto número de veces, etc.
  • Las suscripciones pueden incluir créditos de consumo, gemas, monedas del juego, etc., y puede ofrecer suscripciones que incluyen acceso a bienes con descuento (por ejemplo, una membresía de platino que ofrezca gemas por un precio reducido).
  • Si está cambiando su aplicación existente a un modelo comercial basado en suscripciones, no debe quitar la funcionalidad principal que los usuarios ya han pagado.
  • Las aplicaciones de suscripción que se renueven automáticamente pueden ofrecer un período de prueba gratuito a los clientes. Las aplicaciones que intenten engañar a los usuarios para que compren una suscripción bajo falsas pretensiones o se involucren en prácticas de cebo y cambio serán eliminadas de la App Store.

Actualizaciones y desactualizaciones: los usuarios deberían tener una experiencia de upgrade/downgrade sin contratiempos, y no deberían tener que suscribirse sin aviso a múltiples variaciones de la misma.

Información de suscripción: antes de pedirle a un usuario que se suscriba, debes describir claramente qué recibirá el usuario por el precio. ¿Cuántas publicaciones por mes? ¿Cuánto almacenamiento en la nube? ¿Qué tipo de acceso tiene al servicio? Asegúrate de comunicar claramente los requisitos descritos en el Anexo 2 del Acuerdo de licencia del programa para desarrolladores de Apple.

Las aplicaciones que no son de suscripción pueden ofrecer un período de prueba gratuito basado en el tiempo antes de presentar una opción de desbloqueo completo configurando un elemento in-app purchase no consumible a precio 0 al que siga la nomenclatura: “Prueba de 14 días”. Antes del inicio de la versión de prueba, la aplicación debe identificar claramente su duración, el contenido o los servicios que ya no serán accesibles cuando finalice la prueba, y los cargos posteriores que el usuario tendría que pagar por la funcionalidad completa.

Aquí encontrarás más información acerca de las pruebas gratuitas en las apps de suscripción.

 

Seguridad de los datos

En su lucha contra la falta de privacidad de los datos, Apple añade un nuevo apartado a su guía de estilo para preservar la seguridad de los usuarios en las apps de terceros. De la seguridad de los datos  se encarga el artículo 1.6: “las aplicaciones deben implementar medidas de seguridad apropiadas para garantizar el manejo adecuado de la información del usuario recopilada conforme al Acuerdo de Licencia del Programa de Desarrolladores de Apple (…) y evitar su uso no autorizado, divulgación o acceso por parte de terceros”.

Las aplicaciones deben obtener el consentimiento explícito del usuario y proporcionar una indicación visual clara al grabar o hacer un registro de la actividad del usuario.

Hay que recordar también en este punto que, tal y como nos indica el apartado 5.1.5, la localización en la app sólo debe solicitarse en el caso de que sea necesaria para cumplir con la funcionalidad de la misma.

 

Otros cambios en la guía de estilo

Las aplicaciones no pueden animar a los usuarios a desactivar la Wi-Fi u otras ciertas funciones de seguridad ni a realizar otras modificaciones a la configuración del sistema que no estén relacionadas con la funcionalidad principal de la aplicación.

El nuevo apartado 2.3.12, establece que se requiere que las aplicaciones describan claramente las nuevas características y los cambios de producto en su texto “Novedades”. Las aplicaciones pueden seguir utilizando descripciones genéricas para corregir errores, actualizaciones de seguridad y mejoras de rendimiento, pero cualquier cosa más importante debe figurar en las notas.

Como novedad, las aplicaciones pueden usar ahora caracteres Unicode que rinden como emojis de Apple en los metadatos de la app. Los emojis de Apple no pueden usarse en otras plataformas ni incorporarse directamente en el archivo binario de la aplicación.

 

Espero que esta guía os haya servido para conocer los cambios más importantes de Apple tras iOS 12. Os dejo aquí la guía de estilo de Apple para poder revisar otros pequeños cambios.