Hoy en día, que los usuarios se registren en tu aplicación no es algo fácil de conseguir. Este post sobre onboarding app design comenta que el 80 % de aquellos que se encuentran la página de login nada mas abrir la aplicación, la abandonan sin haber realizado el registro porque se sienten forzados a crear una cuenta antes de que la puedan probar (o por lo menos parte de ella). En otro estudio de Andrew Cheng, el porcentaje de abandono de los usuarios en los 3 primeros días tras instalarse una app es del 77 %. 

 

Por este motivo, se invierte mucho esfuerzo no solo en que descarguen la aplicación y se registren, sino en que la utilicen y sean usuarios recurrentes. Los diseñadores trataremos de mostrarles desde el inicio que la aplicación tendrá valor, que será fácil de usar, que tendrán una buena experiencia utilizándola y además de que se sentirán atraídos visualmente por su diseño e interacción.

Un recurso muy utilizado para mejorar la experiencia de entrada a la app desde el minuto 0 y llevar al usuario al proceso del registro, es comenzar con un onboarding. ¡Veamos todo lo relacionado con el onboarding app design!

¿Qué es un onboarding?

Es como la tarjeta de presentación de una empresa, la escalinata a nuestro palacete o la entrada donde causamos la primera impresión a nuestro invitado.

Es un proceso a través del cual los nuevos usuarios son conducidos al objetivo planteado por el diseñador para realizar el propósito (como por ejemplo su registro, el consumo de productos, o meramente la utilización de la app). Por ello es muy importante que antes de comenzar a diseñar tengamos en mente la finalidad de nuestro onboarding app design y la táctica que utilizaremos.

Debemos tener en cuenta que los usuarios no deben sentirse utilizados ni presionados o podrían abandonar la app. De lo contrario, si tienen una experiencia positiva, el usuario realizará con éxito nuestro objetivo y además mejoraremos la tasa de retención de nuestra aplicación.

Para que se cumpla nuestro objetivo, el onboarding debería seducir al usuario mostrándole lo útil que es la app, lo fácil que es utilizarla y los buenos resultados que obtenemos de ella. También en este proceso podríamos dar la opción de personalizar la app con sus gustos y necesidades y así crear lazos más personales con él para convertirle en un usuario recurrente.

Es buena ocasión también para pedir permisos como la cámara, micro, localización, etc. Por ello hay que tener mucho cuidado y presentar las cartas adecuadamente. Son importantes todos los detalles, desde el tono utilizado, los colores, las imágenes, el número de pasos, el texto de las explicaciones… son muchos datos pero ¡iremos viéndolos poco a poco!

¿Qué tipo de onboardings nos podemos encontrar?

Podríamos decir que existen dos tipos de onboardings, los que tienen sus pantallas estáticas y los que las tienen dinámicas. Cuando hablamos de las vistas estáticas nos referimos a que están compuestas con imágenes, fotografías o ilustraciones y las dinámicas con vídeos o animaciones. Todas ellas siempre acompañadas de textos que explican las funcionalidades o pasos a seguir.

 

¿Qué finalidades pueden tener los onboardings?

Antes hemos comentado por encima para qué objetivos son utilizados mayormente los onboarding. Veremos cuatro ejemplos que enfocan claramente su misión:

 

Para personalizar la app según las preferencias de nuestro usuario:

Estos onboardings son los que durante el proceso preguntan al usuario por sus preferencias para mostrarle contenido  personalizado. Así, el feedback que recibirá durante su uso es el adecuado a sus necesidades. Podemos ver el ejemplo en Gasall.

Esta aplicación localiza las gasolineras cerca del usuario o dentro de una ruta introducida para mostrárselas ordenadas por precio o distancia. Este onboarding pregunta al usuario una serie de cuestiones para configurar los parámetros necesarios y así mostrar la información personalizada, como por ejemplo:

  • Acceder a su ubicación: para mostrar las gasolineras de su alrededor.
  • Tipo de carburante de su vehículo: para mostrar los precios.
  • Capacidad de su depósito: porque calcula cuánto le cuesta llenar el depósito en cada gasolinera, le ayuda a comparar.
  • Consumo de carburante: calcula cuánto le consumiría el vehículo hasta llegar a la estación de servicio.
  • Aceptar notificaciones: para recibir descuentos de las gasolineras cercanas.
onboarding app design

Para informar al usuario sobre la app o sobre alguna tarea en concreto:

Los onboardings de tipo tutorial, dependiendo del objetivo, puede variar desde explicar cómo funciona la aplicación, describir las funcionalidades que tiene, o mostrar los pasos a seguir para realizar alguna tarea

Como por ejemplo Be Beautiful Now. Es una app que pone en contacto profesionales de salud y belleza con usuarios que necesiten algún servicio a domicilio.En este caso, también aprovechan el onboarding para pedir los permisos. Organizan el onboarding app design de la siguiente manera: 

  • Primero dan la bienvenida y comunican para qué sirve la aplicación en una vista.
  • En tres pasos te explican cómo seleccionar un servicio, enviar una propuesta y escoger profesional para que te realice el servicio en cuestión.
  • La última vista te pide que aceptes notificaciones para saber cuándo los profesionales aceptan la solicitud.
onboarding app design

Para agilizar el proceso de registro del usuario:

Una manera más amena de llevar al usuario a la página de registro, sería incautándole poco a poco entre preguntas sobre sus preferencias personales durante el onboarding. Mostraremos a continuación un ejemplo en el que se han mezclado varios objetivos que hemos visto.

Kidü es una app para guiar a los padres en la educación de sus hijos. Te ofrecen consejos, cursos, juegos para realizar con tus hijos, etc.

  • En las primeras pantallas te muestra qué puedes hacer en la app: Aprender, jugar y cuidar (pantallas de tipo tutorial):
  • En la segunda fila encontramos las vistas que te preguntan tu rol con el niño, tus datos personales, e información sobre tus hijos (registro + preferencias del usuario).
  • En la tercera fila vemos las pantallas que te ubican dónde encontrar el contenido de la app y la opción de invitar a otros usuarios para conectar (tutorial + compartir app).
  • Y las últimas te informan para qué son las notificaciones y preguntan por permisos.
onboarding app design

Para que el onboarding sea una bienvenida personalizada:

Si la app ha sido compartida por algún amigo, es posible crear una exclusiva bienvenida mostrando que tal amigo (con su nombre y foto de perfil) le ha invitado a utilizar la app. Está demostrado que más del 75% de los usuarios con estas bienvenidas tan personalizadas siguen adelante con el proceso de registro haciendo más agradable su experiencia y por lo tanto les convierten en usuarios más activos y satisfechos. Genera confianza y les proporciona una prueba social de que su amigo está usando la aplicación. Estos enlaces se llaman deep links y hay herramientas que te lo pueden proporcionar, como por ejemplo Branch. Veamos dos ejemplos:

– El primer ejemplo es más completo, muestra la foto de perfil y el nombre del amigo. Además, recomienda registrarte para así compartir los lugares favoritos con el amigo.

– En el segundo sólo menciona el nombre del amigo pero además incita a hacer el registro para que ambos puedan ganar puntos.

onboarding app design

Pero, ¿todas las aplicaciones deberían llevar onboarding?

No necesariamente. Hay aplicaciones que por su sencillez no sería necesario el onboarding, es más, sería un estorbo o pérdida de tiempo para el usuario pasar por estas pantallas.

Sin embargo, si los usuarios no entienden el concepto de una app o sus prestaciones claves en el primer uso, ellos no volverán. Una forma racional de definir cuándo usar el onboarding sería:

  • La app está vacía de contenido y requiere el input del usuario para el primer uso.
  • La app requiere input de preferencias del usuario para la primera experiencia.
  • La app tiene funcionalidades complejas.
  • La app necesita enseñarle al usuario gestos nuevos fundamentales para su correcto uso.
  • La app fue actualizada con nuevas funcionalidades.

¿Cómo hago para que mi onboarding sea efectivo?

Onboarding app design tips – Hay muchos detalles a tener en cuenta para hacer que resulte efectivo. Explicaremos algunos consejos a tener en cuenta al diseñar el proceso:

1- Establece un objetivo.

Todo onboarding debe cumplir un objetivo. Algunos onboardings pueden ser didácticos otros enfocados a conversión o quizá tengas como meta la recopilación de información sobre el usuario. Cada app es un mundo y cada una tiene sus propios objetivos.

2- Pocos pasos, sólo los necesarios.

Es recomendable que no sea muy extenso, entre 2 y 5 pasos como máximo. Es importante no aburrir al usuario así que sólo hay que contar lo imprescindible y de manera breve y concisa. Las descripciones deberán ser cortas y presentar una sola acción por pantalla. 

3- Muestra cuántos pasos tiene el onboarding.

Si tu onboarding tiene más de dos pasos, advierte al usuario que empleará tiempo en ello. Mejora la experiencia cuando sabes cuánto va a durar este proceso. Muestra un paginador o X pasos de Y para informarlo.

4- Que sea divertido.

Ya sea estático o dinámico muestra siempre imágenes, ilustraciones o animaciones. Está comprobado que los usuarios se decantan más por lo dinámico. Utiliza colores vivos y siempre muestra lo más importante al principio.

5- Sólo pregunta por permisos si es necesario.

Muchas aplicaciones requieren acceso a datos del usuario, abrir la galería de sus fotografías, la utilización de su cámara, su ubicación, etc para mejorar la experiencia durante la utilización de la app. Es imprescindible solicitar a los usuarios que otorguen a la aplicación el acceso a estos datos mediante el uso de solicitudes de permiso.

Cuando ciertos datos son esenciales para la funcionalidad clave de la aplicación, asegúrese de solicitar acceso. Sin embargo, es muy importante no bombardear a los usuarios con solicitudes de permiso al comienzo del proceso de incorporación de la aplicación. Muchos usuarios abandonan la aplicación después de descubrir cuánta información personal solicita la aplicación. Es normal generar desconfianza al pedir varios permisos a la vez o sin explicar las razones o motivos.

La mejor manera de evitar que los usuarios se pongan nerviosos es pedir solo los permisos esenciales para continuar manejando la aplicación al inicio (siempre explicando el por qué son necesarios) y dejar para más tarde el resto de permisos secundarios, para cuando el usuario esté más comprometido con la aplicación y se vayan necesitando estos permisos para realizar otras acciones.

6- Da opción a saltar o cerrar el onboarding.

Facilita al usuario la opción de saltarse el onboarding, ya que la gran mayoría son impacientes y prefieren navegar por la app para descubrirla por sí mismos. Además podría conocerla o ser antiguo usuario y no sería necesario un tutorial para hacer uso de ella. Añade un botón de Skip en cada pantalla del proceso excepto en la última.

¿Y cómo sé que mi onboarding está siendo efectivo?

Por ese motivo te recomendamos medir el comportamiento de los usuarios durante el paso del onboarding. Con los resultados obtenidos  se puede realizar un estudio y ver si los usuarios están interesados en ello o no tanto. Para saber si realmente funciona deberíamos medir:

  • Porcentaje de usuarios que completan el onboarding y avanzan a la pantalla de Inicio.
  • Porcentaje de usuarios que eligen saltar el onboarding.
  • Tiempo de visualización promedio entre las pantallas de onboarding.

Debes usar analytics desde el día uno para optimizar la experiencia de onboarding e incrementar el porcentaje de retención de usuarios. Si descubres que el flujo no está funcionando, quítalo y considera rediseñar de nuevo el onboarding o plantéate si de verdad es necesario para el usuario.

diseño onboarding

Conclusión

Es súper importante que antes de comenzar a diseñar planteemos un objetivo para no salirnos de nuestro foco. El flujo tiene que ser breve, ameno y que aporte valor a la aplicación. Además el usuario debería saber cuántos pasos tiene y la opción de cerrarlo si así lo desea. Si conseguimos que la experiencia sea positiva, el usuario volverá y mejoraremos la tasa de retención de nuestra app. Si por el contrario, nuestro onboarding no es efectivo, el usuario no volverá a entrar en la app y dejará de utilizarla… ¡Para ello medid siempre y contrastad estadísticas!

Si os ha gustado este post sobre onboarding app design, quizá os interese este otro el cual os podrá servir de ayuda para plantear un buen copy en vuestro onboarding.

¡Muchas gracias!