La presencia digital de las marcas no hace más que crecer, las marcas bien posicionadas en el mundo offline deben sobresalir también en el online y contar con apps adecuadas si quieren sobrevivir.

El reciente caso de Toy´s r us, gigante americano de los juguetes, no hace más que ponerle rostro a este problema. Una empresa número uno en el offline que declara la quiebra reconociendo haber llegado tarde al e-commerce.

 

Y si bien este fenómeno ha calado en nosotros, y asimilamos que una marca sin presencia digital está abocada al fracaso, debemos empezar también a entender el factor de diferenciación que aportan las apps al e-commerce.

 

1- Aumento de ventas: parece lógico empezar por aquí. Si voy a invertir una cantidad de dinero en el desarrollo de apps para mi e-commerce, debo asegurar que el retorno económico sea favorable. Según el informe de Criteo, en Norteamérica los retailers con apps de e-commerce facturaron el 67 % de sus ventas a través de sus apps. La tasa de conversión en las apps es 3 veces superior a la de la web móvil 21 % contra 6 %, y las aplicaciones móviles son más eficaces durante todo el proceso de compra.  El estudio de Privalia va hacia el mismo sentido y apunta que los grandes e-commerce venden ya un 48 % más desde sus apps que desde plataforma web. De hecho el 86 % del tráfico en internet es vía mobile.

2- Aumentan la visibilidad del e-commerce: tenemos la pantalla del móvil siempre presente. Las aplicaciones móviles permiten recordar al comprador sin coste que la marca está disponible. Si necesitan un artículo se acordarán del icono de las apps que tienen descargadas y accederán a ésta mucho más rápido que a una página web. Esto nos lleva a otro punto, la conversión será más sencilla pues no hay que abrir el navegador. Esa disponibilidad para las marcas que ofrecen las apps no puede equiparase a un web e-commerce. Tenemos un escaparate en el móvil de cada uno de nuestros compradores.

3- Las apps salvan las barreras del dispositivo móvil: el dispositivo móvil tienes desventajas frente al ordenador de sobremesa, todo no iban a ser halagos. Pero, las apps móviles salvan estos escollos añadiendo un plus a la facilidad de uso de las webs mobile lo que le resta la incomodidad que pudiera tener el proceso por tener una pantalla menor.

4- Mejoran la experiencia de usuario: la UX es un valor muy importante a tener en cuenta para el desarrollo de las apps orientadas al e-commerce. El usuario, como hemos comentado en ocasiones anteriores, debe entender la aplicación móvil sin necesidad de leer previamente un manual de instrucciones. Además, hay otros factores de las apps que de por sí contribuyen a la mejora de  la experiencia de usuario. Por ejemplo la velocidad, que es mayor que la de una web y que mejora también la tasa de conversión como antes mencionábamos. E indiscutiblemente son más cómodas las compras desde las apps porque facilitan el acceso al teléfono para guardar tickets de compra y a otras funciones del smartphone.

5- Facilitan llegar al perfil de comprador intensivo: el perfil del comprador online que utiliza las aplicaciones móviles, es al que quieren llegar todas las grandes marcas. Los pocos que no utilizan las apps para acceder a los e-commerce son compradores adultos que tampoco compran mucho en el canal online. En cambio, los usuarios de apps son los que generan mayores ingresos para las marcas.

apps e-commerce

6- Fidelización: la descarga de la aplicación móvil es una muestra de fidelización que no se puede comparar con el uso de una web. Las apps nativas son un instrumento excelente en los e-commerce para retener a nuestros clientes, porque permiten como veremos en los siguientes puntos el uso de elementos de comunicación que consiguen enganchar al cliente.

7- Almacenamiento de datos: las apps para e-commerce permiten guardar los datos de los usuarios de forma segura, de modo que no tengan que volver a ingresarlos en cada proceso de compra. Este detalle simplifica el procedimiento y hace que el comprador se decante por el uso de la aplicación móvil.

8- Marketing app: las apps facilitan el trabajo de los marketeros, porque permiten poner en marcha campañas de remarketing para aumentar las ventas rescatando los carritos de la compra olvidados. Las aplicaciones para e-commerce favorecen un mejor conocimiento del usuario, de este modo las acciones de marketing se personalizan y consiguen mejores resultados.

9- Posicionamiento: las apps se distribuyen a través de una tienda de aplicaciones como Google Play o App Store que reciben miles de visitas diarias. Si conseguimos a través de un buen posicionamiento ASO acceder a los Top Charts ranking conseguiremos miles de descargas para nuestro e-commerce.

10- Comunicación: las apps ofrecen un gran abanico de posibilidades para comunicarse con el cliente. Las notificaciones push quizás sea lo primero que se nos venga a la cabeza. Con estos mensajes directos enviados al móvil de nuestros compradores podemos mantenerlos informados fácilmente. Además muchas apps incluyen un chat directo que prestan un servicio de asesoramiento que coadyuva a la conversión.

 

Fuentes consultadas:

https://criteo-2421.docs.contently.com/v/global-commerce-review-q4-2017-united-states-en

https://iabspain.es/wp-content/uploads/estudio-ecommerce-iab-2017_vpublica.pdf